aprender a cobrar más

5 CLAVES para Aprender a Cobrar MÁS por Tu Trabajo

Instituto de Negocios Mentalidad

Aprender a cobrar más por tu trabajo es clave para convertirte en un emprendedor exitoso. Sin importar tu sector, aprender a cobrar más es vital. Tu trabajo lo vale.

Primero, para cobras más por tu trabajo debes entender por qué tu cliente no compra. Por ello, hoy en Negocios Sobre Ruedas, Luis Eduardo Barón te revela 10 tipos de resistencia que tiene tu cliente a la hora de comprar. Si aprendes a dominar estas 10 razones, aumentarán tus ventas y podrás cobrar más por tu trabajo:

Nunca olvides que la venta es la responsable de tu bienestar, como siempre nos recuerda Luis Eduardo. Pero para vender es necesario saber definir el precio correcto. Sólo así tu negocio funcionará. Por ello, a continuación, compartimos contigo 10 consejos a tener en cuenta para ponerle precio a tu trabajo:

1. Configura tu mente

Tienes que aprender a valorarte como profesional y dejar de un lado la vergüenza a la hora de definir el precio. Tú, al igual que todos los profesionales de tu talla, debes cobrar lo que realmente te mereces.

Recuerda que si alguien te ha buscado como profesional es porque confíen en lo que sabes y en lo que haces. Por ello, no debes tener miedo a cobrar lo justo y necesario para cubrir costos y tener un margen de ganancia.

2. Enumera tus fortalezas y tus ventajas competitivas

Para aprender a cobrar más debes tomar en cuenta los años que llevas en el mercado laboral. También es clave que tengas tus casos de éxito y puedas mostrarlos.

Ingresa a tu perfil de LinkedIn y actualiza tu trayectoria profesional y tus habilidades. Solicita testimonios y recomendaciones de tus clientes satisfechos y así contarás con un aval digital que respalden tu calidad profesional.

3. Compara tus precios con los de la competencia

Tradicionalmente, gran cantidad de precios son fijados en función de los que cobra la competencia directa. Siempre es recomendable tener nociones de cuánto cuestan tus productos o servicios generados por otros. Pero no olvides desarrollar tu ventaja competitiva y cobrar por ella. Hay factores como la calidad, los tiempos de entrega, los requerimientos adicionales y los extras que deben ser tomados en cuenta.

Recuerda que el tipo de cliente (un particular, una pequeña, mediana o gran empresa, una organización sin fines de lucro, una multinacional…) suele determinar el presupuesto del cual se dispone.

Cuando nos estamos iniciando en un ámbito de negocios es normal empezar con tarifas un poco inferiores a la competencia. Pero si la calidad de tu trabajo es superior a la media y comienzas a recolectar testimonios de clientes satisfechos, podrás gradualmente ir aumentando los precios de tus productos o servicios.

4. Toma decisiones pensando en el perfil de tu cliente

Hoy en día, están en auge las estrategias Customer-Centric, es decir, la clave está en poner a tu cliente en el centro de tus estrategias. Por ende, te recomendamos usar la técnica de PERSONAS (creación de tu avatar de cliente) para saber cómo son los perfiles que forman tu target y cuánto estarían dispuestos a pagar por tus productos o servicios.

Pensando en las necesidades de tu potencial cliente, es ideal que establezcas distintas opciones o paquetes d eproductos y servicios. De esta forma podrás ofrecer un set de alternativas para que el cliente pueda adaptar su compra a las posibilidades de su bolsillo.

5. Brinda un trato especial a tu cliente

Tú tienes que estar donde esté tu cliente: desde la web, los resultados de búsqueda de Google y las redes sociales hasta los eventos presenciales de su sector. Contar con presencia y proximidad te permitirá cultivar vínculos más fuertes con tus potenciales clientes.

Además trabajar en fortalecer las relaciones con tu target hará que mejore tu reputación profesional y seas mejor valorado. Paralelamente, debes brindar una experiencia positiva a tus clientes antes, durante y después de la venta. De esta forma, podrás cobrar más que tus competidores. Desarrolla planes para premiar a los clientes frecuentes y  busca otras estrategias de marketing para crear fidelización del cliente hacia tu marca.

Aprender a cobrar más y siempre toma en cuenta:

  • Los costos de mano de obra,  materiales, sede, servicios, tecnología, etc.
  • El tiempo (en horas y días) que inviertes en hacer tu trabajo.
  • Los plazos de entrega (si es urgente o requiere varias entregas parciales y revisiones)
  • La complejidad de la tarea que vas a realizar y si te están pagando por tu trayectoria, tu reputación, tu creatividad o tu chispa para innovar.
  • La forma de pago, pago de impuestos, deducciones fiscales… Esto es muy importante.

Si te gustó este post, deja un Me Gusta en nuestra comunidad en Facebook. Además únete a nuestro canal de YouTube y sigue nuestros tips para ser un emprendedor exitoso. También te recomendamos leer 7 ideas para emprender un negocio con poco dinero

En pocos meses nos vemos cara a cara en nuestro Master de Ventas en vivo. En nuestro gran evento anual hablaremos de la “revolución de Internet” en el mundo de los negocios y tú nos acompañarás en Bogotá el 11 y 12 de agostoReserva tu entrada AQUÍ.