cobrar más por

5 CLAVES para Aprender a Cobrar MÁS por Tu Trabajo

@Carol_Lorenzo Mentalidad

Aprender a cobrar más por tu trabajo es clave para convertirte en un emprendedor exitoso. Sin importar tu sector, si vendes productos o servicios siempre resulta complicado establecer cuánto deberías cobrar por tu trabajo.

Ya te hemos hablado de que tu habilidad para vender es fundamental para triunfar. La venta es la responsable de tu bienestar, como siempre nos recuerda Luis Eduardo. Pero para vender es necesario saber definir el precio correcto. Sólo así tu negocio funcionará. Por ello, a continuación, compartimos contigo 10 consejos a tener en cuenta para ponerle precio a tu trabajo:

1. Configura tu mente

Tienes que aprender a valorarte como profesional y dejar de un lado la vergüenza a la hora de definir el precio de tus productos o servicios. Tú, al igual que todos los profesionales de tu talla, debes cobrar lo que realmente te mereces.

Recuerda que si alguien te ha buscado como profesional es porque confíen en lo que sabes y en lo que haces. Por ello, no debes tener miedo a cobrar lo justo y necesario para cubrir costos y tener un margen de ganancia.

2. Enumera tus fortalezas y tus ventajas competitivas

Para establecer cuánto puedes cobrar debes tomar en cuenta los años que llevas en el mercado laboral, los casos de éxito que puedes demostrar y tu experiencia específica en ese ámbito.

Ingresa a tu perfil de LinkedIn y actualiza tu trayectoria profesional y tus habilidades. Solicita testimonios y recomendaciones de tus clientes satisfechos y así contarás con un aval digital que respalden tu calidad profesional.

3. Compara tus precios con los de la competencia

Tradicionalmente, gran cantidad de precios son fijados en función de los que cobra la competencia directa. Siempre es recomendable tener nociones de cuánto cuestan tus productos o servicios generados por otros. Pero no olvides desarrollar tu ventaja competitiva y cobrar por ella. Hay factores como la calidad, los tiempos de entrega, los requerimientos adicionales y los extras que deben ser tomados en cuenta.

Recuerda que el tipo de cliente (un particular, una pequeña, mediana o gran empresa, una organización sin fines de lucro, una multinacional…) suele determinar el presupuesto del cual se dispone.

Cuando nos estamos iniciando en un ámbito de negocios es normal empezar con tarifas un poco inferiores a la competencia. Pero si la calidad de tu trabajo es superior a la media y comienzas a recolectar testimonios de clientes satisfechos, podrás gradualmente ir aumentando los precios de tus productos o servicios.

4. Toma decisiones pensando en el perfil de tu cliente

Hoy en día, están en auge las estrategias Customer-Centric, es decir, la clave está en poner a tu cliente en el centro de tus estrategias. Por ende, te recomendamos usar la técnica de PERSONAS (creación de tu avatar de cliente) para saber cómo son los perfiles que forman tu target y cuánto estarían dispuestos a pagar por tus productos o servicios.

Pensando en las necesidades de tu potencial cliente, es ideal que establezcas distintas opciones o paquetes d eproductos y servicios. De esta forma podrás ofrecer un set de alternativas para que el cliente pueda adaptar su compra a las posibilidades de su bolsillo.

5. Brinda un trato especial a tu cliente

Tú tienes que estar donde esté tu cliente: desde la web, los resultados de búsqueda de Google y las redes sociales hasta los eventos presenciales de su sector. Contar con presencia y proximidad te permitirá cultivar vínculos más fuertes con tus potenciales clientes.

Además trabajar en fortalecer las relaciones con tu target hará que mejore tu reputación profesional y seas mejor valorado. Paralelamente, debes brindar una experiencia positiva a tus clientes antes, durante y después de la venta. De esta forma, podrás cobrar más que tus competidores. Desarrolla planes para premiar a los clientes frecuentes y  busca otras estrategias de marketing para crear fidelización del cliente hacia tu marca.

Para cobrar más por tus productos o servicios, siempre debes tomar en cuenta:

  • Los costos de mano de obra,  materiales, sede, servicios, tecnología, etc.
  • El tiempo (en horas y días) que inviertes en hacer tu trabajo.
  • Los plazos de entrega (si es urgente o requiere varias entregas parciales y revisiones)
  • La complejidad de la tarea que vas a realizar y si te están pagando por tu trayectoria, tu reputación, tu creatividad o tu chispa para innovar.
  • La forma de pago, pago de impuestos, deducciones fiscales… Esto es muy importante.

Existen distintas formas para establecer un precio y a continuación, te presentamos 5 de las más usadas:

1. Precio fijo

Suma el costo de todos los detalles (materiales, mano de obra, tecnología, depreciación de maquinaria, impuestos, deducciones, forma de pago) con un porcentaje de rentabilidad (ganancia).

2. Por cuotas

Hay ciertos servicios profesionales que deben ser cobrados por cuotas. Por ejemplo, la consultoría de negocios o el desarrollo web suelen se trabajos asumidos como proyectos con varias etapas. Por lo cual, su desarrollo va asociado a pagos con cierta frecuencia temporal. Nunca olvides tomar en cuenta factores como la inflación y la devaluación en el cálculo de las cuotas.

3. Pago de una tasa fija o variable

Ciertos servicios como las Relaciones Públicas son cobrados  a través de un fee mensual (cuota mensual) más impuestos. Para ello, se firma un contrato muy detallado y se debe recibir una orden de compra por parte del cliente. De esta forma, ambas partes quedan legalmente respaldadas en caso de incumplimiento del contrato.

4. Pago por horas

El costo de tu hora de trabajo puede ser establecido de distintas formas, tomando en cuenta las tasas del mercado, tu nivel de experiencia o cuánto dinero debes generar en tu jornada laboral para mantener tu estilo de vida. Ahora debes calcular cuántas horas dedicarás a desarrollar el producto o servicios y, seguidamente, se lo comunicarás al cliente. Además del número de horas y el costo de tu hora de trabajo, debes especificar, cargos adicionales como sobreprecio por horas extra o servicio EXPRESS.

Si vas a “paquetizar” tus servicios por horas, no olvides definir muy bien el alcance. Para cobrar más por tu trabajo, debes tomar en cuenta el número de llamadas telefónicas o contactos vía email y Whatsapp, tiempos de respuesta, horario laboral entre semana y fines de semana, reuniones y viajes necesarios, elaboración de entregas parciales y finales, envío de material en formato editable, etc.

5. Success-fee

Se trata de establecer un bono o pago extra en función del éxito del servicio o producto que has desarrollado. Es fundamental en este caso tener en claro y siempre por escrito cuál es el porcentaje o monto de este bono, y qué parámetros permitirán medir el resultado exitoso.

Si quieres saber más sobre ventas, descarga GRATIS nuestro audio curso: Las Claves Secretas de Las Ventas.

Si te gustó este post deja un Me Gusta en nuestra comunidad en Facebook. Y únete a nuestro canal de YouTube para seguir nuestros tips para aumentar ts ingresos.

Comentarios

comentarios